Domingo, 21 Enero 2018
A+ R A-

Un Mensaje a la Conciencia

 

 

 

UN MENSAJE A LA CONCIENCIA

30 may 17  


 

DEBILIDADES Y VIRTUDES

 

 

Pierre Mathieu, cronista de cámara de Enrique IV de Francia, era un individuo a quien le gustaba decir las cosas tal y como son. Por eso al escribir la historia del reino, no hacía esfuerzo alguno por ocultar los desaciertos y las indiscreciones del galante monarca. ¿Acaso no era eso lo que le aseguraría un lugar merecido en la historia de su pueblo?

 

Luego de presentarle a su señor algunas páginas recién escritas, el rey no pudo menos que darse cuenta de su estilo franco y poco halagüeño tocante a él. Sus malas decisiones y su conducta dudosa no brillaban por su ausencia como él esperaba; al contrario, ¡relucían como trapos sucios que se sacan al sol! No vaciló, por lo tanto, en preguntarle al cronista con cierta incredulidad:

 

—¿Para qué revelar mis debilidades?

Mathieu no se acobardó, sino que repuso impasible:

—Señor, para que sean creídas vuestras virtudes.

 

Por eso dice un refrán: «Alabar lo bueno y reprochar lo malo, justicia es que hago.» Y otro proclama: «Del pan y del palo: uno para el bueno, y otro para el malo».1

 

A muchos se les olvida que la Biblia, además de ser una guía práctica de fe y de conducta, es la historia de un reino, no del rey Enrique sino del Rey de reyes, y no de Francia sino de todo el universo. Como tal, es un documento histórico cuyo Autor, de principio a fin, se preocupa por que cada crónica sea fidedigna, es decir, digna de fe o de crédito. Lo hace porque tiene como objetivo la confianza absoluta de quien lee su libro. No puede haber duda alguna de que es veraz. Por eso presenta a sus protagonistas principales como personas de carne y hueso. ¡Sus héroes no son menos humanos ni tienen menos defectos que los de Madariaga y de García Márquez! ¡Por algo será que tantas de sus historias han servido de guiones cinematográficos! Tratan con franqueza los temas que están de moda en las telenovelas de actualidad, pero con una importantísima salvedad, que es la razón por la que Dios insistió en que formaran parte del canon: nos enseñan a llevar una vida sana y provechosa. No ocultan los pecados grandes ni pequeños de sus personajes, porque así podemos identificarnos con ellos, conscientes de que no son mejores que nosotros, y el ejemplo de la consecuencia de sus pecados nos lleva a tomar una de dos decisiones: evitarlos, si no es demasiado tarde, o pedir perdón por los que hayamos cometido.

 

El cronista francés tenía razón: Para asegurar que sean creídas nuestras virtudes, debemos revelar nuestras debilidades. Pero hay algo más: Para asegurar que haya virtudes nuestras que se puedan creer, debemos creer en el Dios de las virtudes que nos asegura la salvación.

 

____________________

1Luis Junceda, Del dicho al hecho (Barcelona: Ediciones Obelisco, 1991), p. 170. 


 

 

〉¿Quiénes somos?
El objetivo de UN MENSAJE
A LA CONCIENCIA® es despertar la conciencia
del pueblo hispano a fin de rescatar los valores morales y espirituales de nuestra sociedad.
UN MENSAJE A LA CONCIENCIA se
transmite por radio y televisión 6 mil veces al día en 33 países.
〉El ADN
del programa
:
• Consta de una
anécdota seguida de
una aplicación moral
y espiritual

• Se ha transmitido
sin interrupción desde 1955, cuando el
Hermano Pablo lanzó
su primer espacio radial

• Se difunde en todo
el mundo hispanohablante
6 mil veces al día por radio y televisión

• Se publica de lunes
a sábado en www.conciencia.net
con enlaces para
escuchar el audio
y ver el video

• Tiene más de 57 mil suscriptores que reciben
el programa cada día por correo electrónico
 〉Archivo:

Para conocer más
de UN MENSAJE A LA CONCIENCIA®  y para acceder al archivo histórico de la programación visite
www.conciencia.net


Escuche el programa


 Vea el programa